Tasas en el Powerball

El sueño de ganar una cantidad de dinero en el Powerball que cambiaría tu vida, impulsa a millones de participantes a jugar dos veces por semana. Sin embargo, no es solo el caso de mirar la cantidad promocionada o el valor fijo de los premios en los otros ocho niveles para ver cuánto recibirías si ganaras, ya que los premios de Powerball están sujetos a tasas.

La tabla siguiente muestra las obligaciones por las tasas federales alrededor de Estados Unidas y los propios requisitos de cada jurisdicción.

Valor del Premio Tasas Federales
4 $ - 600 $ No hay deducciones
600.01 $ - 5,000 $ Las ganancias deben ser reportadas en la declaración de impuestos.
5,000.01 $ y cifras superiores (excluyendo el bote de Powerball) 25 %
Bote 39.6 %


Estado de Retención Jurisdicción
No hay impuesto estatal sobre premios de lotería California, Florida, Nuevo Hampshire, Puerto Rico, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Estado de Washington, Wyoming
2.9 % Dakota del Norte
3 % Nueva Jersey
3.07 % Pensilvania
3.4 % Indiana
3.75 % Illinois
4 % Colorado, Missouri, Ohio, Oklahoma, Virginia
4.25 % Michigan
5 % Arizona, Iowa, Kansas, Louisiana, Maine, Massachusetts, Nebraska
5.75 % Carolina del Norte
5.99 % Rhode Island
6% Georgia, Kentucky, Nuevo México, Vermont
6.5 % Virginia Occidental
6.6 % Delaware
6.9 % Montana
6.99 % Connecticut
7 % Arkansas, Carolina del Sur
7.25 % Minnesota
7.4 % Idaho
7.75 % Wisconsin
8 % Oregón
8.5 % Washington D.C
8.75 % Maryland
8.82 % Nueva York

Letra Pequeña

Las normas federales son consistentes alrededor de Estados Unidos y se aplican a las ganancias del Superball de a partir de 600.01 $ en adelante. Mientras que los ganadores de premios menores no tienen que preocuparse por perder algo de su efectivo, el Servicio de Impuestos Interno (IRS) debe ser notificado acerca de cualquier premio mayor a 600 $. Cualquiera que reclame un premio entre 600.01 $ y 5.000 $ está obligado a reportar sus ganancias en su declaración de impuestos federales y se le emitirá el formulario W-2G.

Se realiza una retención federal del 25 por ciento de todos los premios con valor superior a $5,000 (incluído el bote) antes de que los jugadores reciban sus ganancias. Los jugadores que ganen el bote tendran que pagar un total de 39,6 por ciento en impuesto federal. 25 por ciento se paga inmediatamente y el 14,6 restante se paga a principios del siguiente año fiscal. Además, si el ganador del bote no tiene número de la Seguridad Social, deberá pagar un 28 por ciento de impuesto federal en vez del 25, siendo 30 por ciento para los jugadores extranjeros, más del 14,6 restante.

Los participantes que ganen el bote pueden decidir entre la opción de un pago en efectivo o aceptar la anualidad, que consiste en 30 pagos anuales durante 29 años. La opción de la anualidad funciona como una cantidad significativamente mayor, pero todavía sujeta a tasas. Un formulario W-2G será emitido a lo largo de cada cheque ganador para mostrar que el 25 por ciento del impuesto federal ya ha sido pagado.

La cantidad de la anualidad es mayor porque el ganador recibirá el dinero del premio mayor, así como el interés que paga, mientras que los jugadores que optan por la opción del efectivo simplemente están recibiendo la cantidad de dinero que se encuentra disponible en ese momento. Visite la página de Efectivo vs Anualidad para encontrar más información, incluyendo los puntos principales a favor de cada opción.

Así como la retención federal, los participantes también necesitan ser conscientes de las regulaciones de impuestos a los premios de lotería en su propio estado. Mientras algunos estados no tienen tasas para las ganancias de premios de lotería, otras jurisdicciones tendrán sus propias tasas obligatorias específicas. Por ejemplo, Delaware no solía aplicar impuestos estatales en los premios de la lotería, pero ahora los ganadores están obligados a pagar impuestos sobre la renta aplicable a los premios.

Los participantes también deberían estar concienciados de que si han ganado un premio del Powerball con un boleto comprado en un estado distinto, necesitarán pagar el impuesto estatal más alto entre los dos estados. Por tanto, es importante recordar que el impuesto no sólo varía según el estado, sino también, varía en función de las circunstancias particulares de cada individuo.

Ya se trate de salarios o de premios de la lotería, cualquier dinero que recibas en el año fiscal está sujeto a impuestos federales y estatales y la situación de cada persona será diferente. Así como las cuestiones fiscales pueden ser complicadas y variar mucho de persona a persona, es recomendable que cualquiera que gane un gran premio en el Powerball hable con financiero experto.