Como Gastar 1 Billón de Dólares

El Powerball siempre ofrece enormes botes, pero en 2016 el juego rompió el record alcanzando la cantidad de 1.58$ billones en el sorteo del miércoles 13 de enero. Fue la primera vez en la historia en que cualquier lotería del mundo tenía esta extraordinaria suma de dinero en juego y que provocó una carrera loca de compra de entradas.

sábado 20 de enero de 2018
Tiempo Restante para Comprar
Bote Estimado
$78 millones

No te lo pierdas

Juega al Powerball

Aquí tienes algunas de las maneras en las que puedes gastar el efectivo del premio si has llegado a tener diez cifras en tu cuenta bancaria:

Vive en la casa más cara del mundo

La primera casa del mundo en valer 1 billón de dólares, fue desarrollada por un hombre indio y rico, Mukesh Ambani. Es una extravagancia que pocos pueden permitirse, pero con un enorme primer premio del Powerball en tu bolsa, podrías hacerle una oferta que seguramnte no podría rechazar o construirte una casa igual a ella. Conocido como Antilia, la casa de Ambani se encuentra en Mumbai y cuenta con una asombrosa cifra de 27 pisos. Tres helipuertos, varias piscinas, una sala de cine de 50 plazas y cuenta con 600 miembros como personal de la casa contratados a tiempo completo.

Compra un paraíso de isla

Para la mayoría de la gente, sería un sueño de vacaciones el simple hecho de ir y estar una semana en las islas Maldivas y tomar el sol en un escenario tan espectacular, pero teniendo 1 billón de dólares podrías convertir una corta estancia en una realidad permanente. Una nueva ley fue aprobada en el año 2015 para permitir a los extranjeros comprar tierras en una de las 1.200 islas, siempre y cuando inviertan 1 billón de dólares, lo que significa que podrías disfrutar de tu propio pedazo de paraíso en el océano indio.

Conviértete en candidato a la presidencia

La carrera a la Casa Blanca debería ser más dura, inteligencia, habilidad política e integridad, pero el factor más importante podría decirse que es el dinero. No hay mucha gente que tenga el efectivo para competir por la presidencia, pero ciertamente, ganando 1 billón de dólares abriría muchas puertas, permitiéndote lanzar una campaña que puede ser adaptada de acuerdo a especificaciones de cada estado. Se estima que la campaña Barak Obama de 2012 le costó al presidente, a su partido y a la gente que le apoyaba, 1,1 billones de dólares y le funcionó, así que ¿por qué tus sueños no pueden hacerse realidad?

Comprate un trio de super yates

Hay pocas cosas que se puede sumar al estilo de vida de un millonario que se le parezca a un yate, así que si ganas 1 billón de dólares deberás hacer un esfuerza extra y comprar almenos uno de repuesto, por si acaso por si el primero se fue accidentalmente a la deriva después de una noche salvaje de celebración en el puerto. La empresa de seguros Towergate estima que un yate de 100 metros de largo, capaz de navegar 25 nudos, te constaría 275 millones de dólares. ¿Por qué no comprar tres, y que todavía te queden 175 millones?

Compra un equipo de la Liga Nacional de Fútbol

¿Frustrado de que tu equipo de fútbol nunca gane en la Super Bowl o que tus jugadores favoritos estén olvidados en el banquillo? Se estima que los 32 equipos de la Liga Nacional de Fútbol cuestan una cantidad de 1.17 billones de dólares cada uno, así que si consigues una cantidad de diez dígitos como premio del Powerball, te encontrarías en una buena posición para convertirte en dueño. Y nunca tendrías que pararte ahí, ya que podrías reclutar a los mejores jugadores o incluso tomar la decisión de entrenar al equipo tú mismo.

Suministro de donuts para una cantidad de 3.000 personas durante el resto de tu vida

Ganando 1 billón de dólares en el Powerball significaría que podrías hacerte con una cantidad loca de donuts, si así lo deseas. Si nadie que se queje de tus hábitos alimenticios, no habría nada que te impida disfrutar de diez donuts al día durante el resto de tu vida. Asumiendo que el coste de un donut es de alrededor 1$, podrías alimentar a 3.424 personas con donuts durante 80 años a cada una gracias a Dunkin Donuts, y esto sin ni siquiera acordar las buenas ofertas que conseguirías comprando en masa.